En los debates contemporáneos entre evangélicos, no es dificil encontrar personas que piensen que la pregunta “¿cómo pensar la política cristianamente?” admite solo una respuesta. Sin embargo, durante el siglo XX, fueron varias las tendencias teológicas que problematizaron la política y, por tanto, dieron respuestas diversas. En vista de ello, la revista amiga Estudios Evangélicos, entre marzo y julio del 2018, ha trabajado en la publicación de una serie de artículos que se dedican a explorar algunas de las distintas tendencias que se debatieron.

¿Existe un canon de autores protestantes desde la cual pensarla? ¿Qué beneficios y riesgos presentan las distintas tradiciones cristianas de reflexión social?

Matthew Lee Anderson, abriendo la serie, se pregunta si acaso “¿Puede haber una teología política evangélica?”. 

Luis Aránguiz explora al menonita John Howard Yoder y su anabautismo en “Una imaginación redentiva: constantinismo y democracia en J. H. Yoder.

Stanley Hauerwas, uno de los teólogos protestantes más relevantes vivos hoy, en perspectiva anabautista se pregunta “¿Puede ser cristiana la democracia? Reflexiones sobre cómo (no) ser un teólogo político”.

Manfred Svensson se adentra en algunos conceptos clave del neocalvinismo del holandés Abraham Kuyper en “Cosmovisión y pluralismo. La mirada kuyperiana”.

Gonzalo David explora el pensamiento de uno de los neocalvinistas estadounidenses más importantes del presente en “Nicholas Wolterstorff: Una respuesta neocalvinista al liberalismo de razón pública”.

Luis Pino realiza un análisis de la Teología de la Liberación latinoamericana en perspectiva reformada en “La teología de la liberación a la luz de la gracia común. Una propuesta analítica”

Ignacio Cid, en diálogo con la sociología, se pregunta si acaso “¿Es posible la teología política en nuestros días? Esbozos de una respuesta”.

Por último, un bonus: Bradford Littlejohn hace una crítica del concepto de “cosmovisión”, tan frecuente en el vocabulario sociopolítico evangélico actual en su texto “¿Qué hay de malo con la palabra ‘cosmovisión’?”.

Les invitamos a profundizar en todos estos textos y a una rica discusión de ideas, tan necesaria hoy entre los cristianos evangélicos de todas las tendencias.

Anuncios